1 de diciembre. Día Mundial del SIDA

Desde hace 32 años iniciamos Diciembre con una cita a la que no podemos faltar. El 1 de Diciembre de 1988 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró esta fecha como Día Mundial de la lucha contra el Sida. Desde entonces, la investigación y la lucha contra el VIH han logrado mejorar mucho la calidad y expectativas de vida de la población infectada.

Bajo el lema “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”, este año la campaña centra un enfoque global, recordándonos que sin una actuación multidisciplinaria e integral entre las diferentes administraciones se presentan sendas dificultades para avanzar hacia el objetivo de haber controlado la epidemia en el año 2030, tal cual fue acordado por ONUSIDA en el año 2014.

Desde Fuenla Entiende hemos elegido el lema «No bajes la guardia. Protégete de todos los virus», poniendo sobre la mesa el VIH y COVID, dos virus que, uno por novedoso y otro por conocido desde hace décadas, no debemos perder de vista y usar todas las medidas de prevención que tenemos a nuestro alcance. Y es que hemos detectado que cuando se relajan las medidas de prevención y se piensa «esto a mi no me va a afectar», es cuando se producen los contagios. No debemos bajar la guardia ante el VIH porque sigue ahí y se pude contraer si no tenemos unas relaciones sexuales sanas y seguras y qué decir del COVID, que está muy presente y no nos debemos relajar ante él.

Desde que comenzó la epidemia de VIH se han registrado más de 75 millones de casos positivos de VIH y 32 millones de muertes por Sida. En la actualidad en España se estima que hay entre 120.000 y 150.000 personas infectadas por VIH. Por géneros es bastante más frecuente en población masculina (85,3% en varones vs 14,7 % mujeres). En el último informe actualizado, correspondiente a 2018, se diagnosticaron 3244 casos nuevos en España.

Diferencia entre VIH y SIDA

El VIH es un agente infeccioso que afecta al sistema inmune atacando a linfocitos CD4. La persona portadora del VIH puede permanecer sin síntomas durante años. Sólo cuando el sistema inmune está muy debilitado puede desarrollarse el síndrome de inmunodeficiencia adquirido (Sida). Por tanto, VIH y Sida no son el mismo concepto.

Vías de transmisión

La vía de transmisión más frecuente sigue siendo la vía sexual. La transmisión se produce al mantener relaciones sexuales sin preservativo con penetración oral, anal y/o vaginal. No existe transmisión por saliva y sudor corporal en las relaciones sexuales.

Dentro de la vía de transmisión sexual, en torno a un 56% corresponde al colectivo de hombres que tienen sexo con hombres (HsH) ya consideren tener una orientación heterosexual, homosexual o bisexual. La transmisión por relaciones heterosexuales supone casi un cuarto de los casos diagnosticados. Existen además otras vías de transmisión menos frecuentes como usuarios de drogas por vía intravenosa y transmisión materno-filial. El rango de 30-39 años supuso cerca del 32% de los diagnósticos. Casi la mitad de los casos fueron diagnosticados de forma tardía, con el riesgo de transmisión que ello conlleva y las dificultades que supone de cara al control de la epidemia.

Prevención

A falta de tratamiento erradicador, las medidas de prevención en las relaciones sexuales siguen siendo la piedra angular para atajar este problema de Salud Pública. Los avances en investigación, la profilaxis pre (PrEP) y postexposición, recientemente introducidas en nuestro país y las medidas de concienciación social han supuesto un cambio de rumbo que han mejorado las expectativas de los pacientes infectados.

No obstante, a día de hoy el uso del  preservativo sigue siendo la medida de prevención más eficaz frente a la transmisión de VIH. Sigue siendo objetivo prioritario impulsar una cultura de sexo seguro, pues no debemos olvidar que, correctamente usado, el preservativo es el método de barrera más seguro y previene la transmisión de otras ITS.

VIH y COVID

En un momento en el que los conceptos de epidemia, prevención y Salud Pública están en boga y escuchamos hablar de ello en medios y redes, ONUSIDA estima que los efectos colaterales de la pandemia han supuesto una disminución de casos nuevos diagnosticados de VIH y advierte del impacto negativo que la pandemia por Covid-19 ha supuesto en la inversión en recursos para hacer frente al mismo. En estos días publica un informe que afirma que entre 2020 y 2022 podrían causarse hasta 148.000 muertes adicionales por VIH y Sida.

VIH y estigma en el colectivo LGTB+

La lucha contra la estigmatización del colectivo LGTB+, históricamente vinculado a los primeros casos diagnosticados, sigue siendo prioritaria. El rechazo social que la infección provoca aún en la población hace necesario profundizar en las necesidad de políticas de “no discriminación” y de educación para la salud, rompiendo definitivamente este estigma social y haciendo pedagogía de que la infección de VIH no se transmite por pertenecer a dicho colectivo, sino por asumir prácticas sexuales de riesgo, independientemente de la condición y orientación sexual.

Por todo ello, desde Fuenla Entiende hacemos un llamamiento a las administraciones para que vuelvan a centrar sus recursos también en problemas de salud que por menos novedosos, no dejan de ser de gran importancia y un llamamiento a la ciudadanía en general de seguir usando medios para no contraer no solo el VIH, sino otras ITS, ya que se puede disfrutar del sexo sin tener que pagar por ello un peaje caro para el resto de la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s